Siete elementos de tu coche que debes controlar a menudo

Existen miles de modelos de vehículos y cada uno de ellos tiene sus particularidades. Por eso no resulta fácil enumerar exactamente todos los elementos que se deben controlar en un coche durante sus mantenimientos programados. 

Sin embargo, existe una serie de básicos que suelen estar presentes en esas revisiones y cuya existencia conviene que conozcas:

- Aceite: entre otras funciones, se encarga de lubricar el motor y evitar desgastes en sus piezas. Como este fluido se va ensuciando con el uso y pierde propiedades, es necesario sustituirlo de manera periódica, siguiendo las instrucciones del fabricante. Recuerda: siempre que se cambie el lubricante se debe hacer lo mismo con su filtro correspondiente.

- Filtros: además del filtro del aceite, existe otra serie de elementos filtrantes en tu vehículo que cumplen distintas funciones. Por ejemplo, el filtro del aire se encarga de que no entren impurezas con el aire que llega al motor para que la combustión sea óptima. El filtro del combustible cumple con una función parecida respecto al carburante, además de preservar el motor de humedad y corrosiones. El filtro del habitáculo, por su parte, es el que evita la entrada de contaminación y alérgenos al habitáculo y, por tanto, se encarga de cuidar tu salud y la del resto de ocupantes.

- Neumáticos: son el único punto de contacto del coche con la carretera, así que debes vigilarlos muy de cerca. Presión, desgaste y presencia de deformaciones son tres puntos que tienes que controlar debidamente.

- Amortiguadores: son fundamentales para la seguridad del vehículo, ya que son los encargados de estabilizarlo, absorber las irregularidades de la vía y aportar eficacia al sistema de frenos.

-  Frenos: su incidencia sobre la seguridad del coche está fuera de toda duda. En este caso, conviene comprobar el estado del líquido de frenos, pastillas y discos. 

- Correa de distribución: una rotura de este elemento puede causar una avería que te puede salir muy cara. Por eso es esencial mantener este componente: revisarlo entre los 80.000 y los 100.000 km y, en su caso, sustituirlo, es esencial para evitar un grave problema en el motor.

- Sistemas de escape y catalizadores: reducen las emisiones contaminantes y el ruido de los gases al salir del vehículo. Si no funcionan bien, dañarás el medio ambiente y te encontrarás con un rechazo en la ITV, por eso conviene comprobar su estado periódicamente.

En tu taller de confianza podrán informarte sobre los intervalos de tiempo o de kilómetros recorridos en los que se deben revisar cada uno de estos elementos.

Vulco es el médico de cabecera de tu vehículo. Encuentra aquí tu taller Vulco más cercano.

Fuente: El País.

Buscar

Categorías

Archivo

Etiquetas

Gran variedad de neumáticos

Contamos con un gran stock de neumáticos para tu vehículo.
Te asesoraremos de cuál es el mejor para tu vehículo sin descuidar en ningún momento todas las garantías de seguridad que ofrecen las marcas de neumáticos con las que trabajamos.
Contamos con expertos, que te aconsejarán sobre las necesidades de tu vehículo para que tú, disfrutes de lo que importa.

¿Quiénes somos?

Llevamos más de más de 30 años al servicio de nuestros clientes
Nuestra actividad abarca diagnosis, válvulas electrónicas, mantenimiento integral de vehículos, baterías, frenos, distribuciones, amortiguadores, aire acondicionado y alineación de vehículos contando con amplia experiencia, recibiendo formación técnica constantemente y negociando diariamente las mejores condiciones para proporcionar un lugar de confianza, calidad en innovación a la parte más importante de la empresa: NUESTROS CLIENTES

¿Sabías que?

En Vulco, la seguridad de nuestros clientes es primordial. Por ello nuestros mecánicos te asesorarán en todo momento para que tomes la mejor de las decisiones.


Vulco es médico de cabecera de tu coche; consulta todos los consejos y recomendaciones AQUÍ.

COMPARTE EN LA RED